EKINTZA Musika Eskola: beneficios de despertar la sensibilidad musical en la infancia

Aprender y practicar música nos ofrece una gran variedad de beneficios. Si bien es positivo para cualquier edad, despertar la sensibilidad musical en la infancia juega un papel fundamental en el desarrollo de los niños y niñas. Conscientes de ello, y a propuesta de algunos padres y madres, en 1988 se puso en marcha la Escuela de Música de la ikastola, EKINTZA Musika Eskola. En aquella ocasión, se presentaba como una actividad dirigida a los alumnos que querían ampliar la formación impartida en la ikastola como asignatura oficial.

Los primeros pasos se dieron de la mano de Elena Arandia, responsable de la Escuela de Música, que impartió clases de solfeo y de piano. Con el paso del tiempo, el profesorado ha ido creciendo y se ha ido ampliando la oferta formativa. En la actualidad, la escuela ofrece la posibilidad de abordar cuatro instrumentos diferentes, como son el piano, el violín, la flauta travesera y la guitarra, además de ofrecer la posibilidad de participar en el coro y en la orquesta.

“Este curso hemos formado nuestra familia musical 10 profesores y 204 alumnos y alumnas. ¡¡Nada desdeñable para ser una pequeña ikastola!! “, nos comenta la propia Elena.

 

Y… ¿qué nos ofrece EKINTZA Musika Eskola?

Los inicios musicales tienen lugar en Educación Infantil. Desde 4º hasta 1º de Primaria niños y niñas comienzan con los Talleres de Música. Es decir, son los primeros pasos para acercarnos al mundo de la música, a través de juegos y acciones de estimulación y sensibilización, para que, de cara a futuro, puedan entender y conocer mejor el Lenguaje Musical (llamado solfeo) y la música en general.

De 2º a 6º de Primaria, niñas y niños comienzan a relacionarse con el Lenguaje Musical. Se trata de formar al alumnado en alfabetización musical para que pueda leer, analizar, comprender e interpretar una partitura. El momento de la elección del instrumento comienza en 2º curso y la impartimos en tres ciclos:

 

  • Primer ciclo:

Comprende los cursos de 2º a 6º de Primaria y se complementa con los cursos de Lenguaje Musical.

Alumnos y alumnas se irán familiarizando con el instrumento a medida que vayan construyendo una base sólida para consolidar el aprendizaje mediante un método agradable y progresivo.

 

  • Segundo ciclo:

Se incluyen los cursos de 1º a 4º de la ESO.

Es en esta época cuando se consolida la técnica del instrumento, lo que les permite conocer diferentes estilos musicales. Con el fin de contribuir a que los alumnos desarrollen de forma más amena a sus aptitudes musicales, los profesores realizan una gran labor de adaptación de partituras, según nos comenta Elena Arandia.

 

  • Tercer ciclo:

Es un ciclo formado por dos cursos de Bachillerato.

Se aplica todo lo aprendido hasta entonces para hacer un repertorio redondo de piezas de diferentes estilos musicales de gran nivel.

 

El perfil de la EKINTZA Musika Eskola es eminentemente práctico, dirigido a aficionadas y aficionados a la música de cualquier edad. Tal y como subraya Elena Arandia, “ofrecemos una enseñanza personalizada, adaptando los programas a cada alumna y alumno, para que todas y todos puedan acceder activamente al bello universo musical”.

Así, cabe destacar que EKINTZA Musika Eskola ha acogido en este curso a un total de 204 personas, de las que 98 tocan un instrumento, 25 actúan en el coro y 10 en la orquesta.

 

¿Sabes en qué puede ayudar practicar música desde edades tempranas?

Como hemos comentado anteriormente, el despertar de la sensibilidad musical en la infancia juega un papel fundamental en el desarrollo de niños y niñas. Elena Arandia menciona que, son muchas las razones para practicar música a edades tempranas, por destacar algunas, las siguientes:

 

1.Desarrollo de la psicomotricidad: Cada instrumento tiene su propia técnica para producir sonido. Hay que dar “forma” a ese sonido y tocar determinadas notas, todo ello mientras se lee la partitura. ¿No es éste un ejercicio maravilloso de psicomotricidad?

2.Pensamiento lógico: Especialmente en los primeros años de incorporación de los conceptos básicos de la música, las matemáticas y la lógica son muy importantes para la comprensión e interpretación del ritmo. Por tanto, el aprendizaje musical desarrolla el razonamiento lógico-matemático y estructura los mapas mentales.

3.Sensibilidad artística: La música, por encima de todo, es un arte, y tocar un instrumento para desarrollar la creatividad y exteriorizar los sentimientos es un camino perfecto.

4.Reflexión y capacidad de autoescucha: Cuando se toca un instrumento es clave escucharse y corregir errores. Esta actividad, que con el tiempo se convierte en hábito, nos ayudará mucho a analizar nuestra conducta y a reflexionar sobre ella.

5.Empatía y sociabilidad: En cualquier actividad musical es imprescindible escuchar a los demás, por lo se aborda el trabajo en equipo, el respeto por el trabajo de los demás y la empatía.

6.Educar en valores: El aprendizaje de cualquier instrumento requiere trabajo constante, esfuerzo y paciencia. En esta sociedad que va a toda velocidad, niñas y niños aprenden a través de la música a alejarse de la inmediatez y que el trabajo continuo tiene mejores resultados.

7.Autoestima: Los avances diarios suelen ser muy gratificantes para el alumnado. En la medida en que interiorizan el instrumento, su motivación va en aumento y con el tiempo se dan cuenta de que todos los esfuerzos han merecido la pena.

 

Por lo tanto, es evidente que participar en esta actividad tan beneficiosa es muy enriquecedor para la educación de los niñas y niños. En EKINTZA Ikastola lo tenemos muy claro, y desde una educación cercana centrada en una atención personalizada, queremos brindar a nuestros niños y niñas una educación musical plena.